Con el último aliento

No fue el mejor partido, pero es verdad que siempre es más fácil arrancar con una victoria a la hora de empezar a corregir errores.

A Chicago le costó mucho doblegar el inteligente sistema defensivo del Deportivo Riestra. Los del Bajo Flores presionaron alto desde el primer minuto y el equipo de Juan Jose Serrizuela tuvo la pelota y las situaciones de gol, pero se le hizo muy difícil romper la estructura del rival a tal punto que tuvo que esperar 93 minutos para ganar el partido.

El equipo estuvo bastante ordenado en defensa y en ataque tuvo la pelota pero sin ritmo para sorprender al rival. Por momentos el partido recordó al peor momento de Chicago bajo el mando de Facundo Arguello, cuando el toque intrascendente y las escasas ideas se convertían en un problema recurrente. Todos detalles que se irán puliendo en la semana con la tranquilidad que siempre da el hecho de sumar de a tres.

El partido se ganó a 60 minutos del final, ya en tiempo de adición y con el ultimo aliento: Julian Cosi, que había entrado para jugar sobre el carril derecho, recibió la pelota en tres cuartos de cancha, encaró desbordando al sector izquierdo de la defensa visitante, metió un buscapié al centro del área, el arquero no pudo contener y en el rebote apareció Gabriel Avalos para empujarla y desatar la locura en Mataderos.

Buen arranque desde el resultado, para empezar a despegarse del fondo y (¿Por qué no?) ilusionarse con entrar al reducido.

Quedan once finales, pero Chicago ganó la primera de las doce que tendrá este primer semestre del 2018. ¿Proxima parada? El domingo 11 en San Luis, ante Estudiantes.

Share

Author: Nicolas Pelletan

Share This Post On