Con sabor amargo

Dificil explicar este tipo de partidos, es verdad. Pero lo cierto es que el empate entre Chicago y Morón deja varias cosas para analizar, al menos, dentro de lo que nos corresponde que es la actualidad del equipo de Facundo Arguello.

Un primer tiempo en el que los equipos se repartieron la tenencia de la pelota pero donde fue el Verde quien tuvo las situaciones mas claras. De hecho, Alan Minaglia casi no tuvo participación alguna.

Recien comenzado el segundo tiempo fue Alexis Vazquez quien apareció para dejar a varios rivales en el camino y colgar la pelota en un angulo para desatar el delirio en Mataderos. Llegó la hora de aguantar…

Lo cierto es que Chicago se fue metiendo atrás, el rival empujó y fue produciendo un desgaste físico terrible que dejó varios golpeados y le abrió las puertas al Gallo para encontrar una jugada que incluyó el desborde del Rengo Diaz, un pase milimétrico de Gerardo Martinez y el empate del Bicho Rossi (la ley del ex…).

Inmerecido el punto que se llevó la visita, pero lo cierto es que el Verde no supo manejar la pelota para permitir que los minutos pasen, le cedió el terreno y la pelota a los de Walter Otta y por estas cosas termina siendo responsable casi absoluto por los dos puntos que estaban en nuestro poder pero se terminaron perdiendo.

Se perdió la chance de seguir escalando en la tabla de posiciones, pero se sigue sumando de cara al objetivo de entrar al octogonal por el segundo ascenso. Se vienen dos semanas de descanso para, después de las elecciones nacionales, viajar a Rafaela el viernes 27.

Share

Author: Nicolas Pelletan

Share This Post On