En Mataderos NO

Mucho se habló en estos últimos meses de lo que podría llegar a pasar este fin de semana: Chacarita encamina su Ascenso a Primera División y justo tenia que visitar Mataderos en la ante última fecha. Todo encaminado, pero en Chicago NADIE tenía ganas de soportar un festejo Funebrero…

El domingo arrancó con la derrota de Brown de Puerto Madryn en Santiago del Estero, lo que confirmaba el peor panorama: si los de Gastón Coyette se llevaban los tres puntos de la Republica, concretarían el ascenso sin necesidad de competir por los puntos en la ultima fecha.

Pero el equipo de Facundo Arguello hizo lo suyo, jugó un partido casi perfecto y (sobre todo en el primer tiempo) se comió crudo a su rival con mas personalidad y fuerza física que con futbol.

En los primeros 45 minutos Chicago consiguió la ventaja gracias a un golazo de Alejandro Aranda (sobre todo por el pase CELESTIAL de Christian Gustavo Gomez) y también supo justificar la ventaja teniendo la pelota y lastimando a un Chaca que se salvó en varias ocasiones gracias al gran partido de Tripodi, su arquero.

En el complemento se empezó a caer físicamente y lo único que quedó fue resistir. El Funebrero llegó al empate gracias al gol de Rodrigo Salinas y tuvo alguna oportunidad pero no pudo vencer a Alejandro Sanchez.

¿Justicia? Seguramente si hubiese un ganador de este partido, ese era Chicago. Lo mereció por inteligencia, por entrega, por habilidad para encontrar los espacios y sobre todo por la actitud, pero el empate termina siendo justo y positivo para ambos: nosotros evitamos que ellos den la vuelta en nuestra casa y ellos saben que ganando el último partido volverán a la elite del fútbol argentino. Al final de cuentas pueden hacer lo que quieran, pueden dar la vuelta el domingo en San Martin, pero en Mataderos NO.

Queda la tranquilidad de saber que muchos de los que jugaron este partido en buen nivel seguirán estando a partir de Septiembre, cuando comience una nueva temporada y un nuevo sueño esté en marcha. Vienen tiempos duros y es importante saber que hay material y solo queda trabajarlo de la mejor manera para conseguir los resultados necesarios.

Párrafo aparte la gente que volvió a llenar las tres tribunas, alentó todo el partido y despidió al equipo entre aplausos, agradeciendo el esfuerzo de este partido más allá de la irregular campaña que lo terminó dejando lejos de la pelea en busca del objetivo. EN SILENCIO NUNCA VAS A JUGAR…

Share

Author: Nicolas Pelletan

Share This Post On