Estudiantes LP – Nueva Chicago (2004)

dtilger

Un 13 de junio, pero en el año 2004, y en el marco de del torneo Clausura de Primera División, Chicago visitó a Estudiantes de La Plata, en su Estadio.

La situación del equipo que dirigía Leonardo Madelon ya estaba casi juzgada, y el descenso a la B Nacional era prácticamente inevitable. A pesar de esto, la gente, como siempre, acompañó al Verde en buen número hasta la ciudad de las diagonales, en busca de una alegría que, al menos, postergue unos días más la confirmación de la peor noticia.

En principio el equipo local, dirigido por Carlos Bilardo y con figuras del nivel de Ernesto Farías o Mariano Pavone, se mostró mucho más agresivo en busca del gol, mientras que Chicago esperaba, atento, listo para pegar en algún contragolpe a través de la potencia de Elvio Martinez o Julian Kmet por las bandas, y apelando al oportunismo de Daniel Tilger o Martín Mandra, los puntas que dispuso el entrenador en el primer equipo aquel día.

Fue justamente el ex River y Unión de Santa fe quien, luego de luchar un rebote con Juan Krupoviesa (recién hacia sus primeras apariciones en Primera, antes de ser pieza clave del campeón dirigido por Diego Pablo Simeone), fusiló a Herrera con un derechazo inatajable. De manera inmerecida sin lugar a dudas, pero el Verdinegro estaba en ventaja y conseguía así el objetivo de estirar la agonía.

El resto del primer tiempo fue un partido distinto. El gol pareció levantar el nivel del equipo, mientras que el local se mostró golpeado, sorprendido. De hecho se pudo haber aumentado la diferencia, pero el mismo problema de toda la temporada, la escasa efectividad, no lo permitió.

La segunda etapa volvió a encontrar a Estudiantes enceguecido en busca del gol. Chicago seguía esperando, pero en este caso las oportunidades no llegaban y los minutos corrían cada vez mas lento. Tanto fue el Pincha que en el tercer minuto de descuento y luego de la enésima pelota que cayó al área de Jorge De Olivera, fue Diego Colotto quien marcó el agónico empate.

El golpe fue duro para el Verde. Si bien otros resultados permitieron que se mantengan las chances matemáticas de permanecer en la categoría, el golpe anímico de este partido que estaba prácticamente en el bolsillo fue clave para lo que pasaría posteriormente.

 

 

Share

Author: Nicolas Pelletan

Share This Post On