Final anunciado

Las caras decían mucho mas que las palabras en la noche de ayer. El empate ante Argentinos Juniors, en el que Chicago nuevamente mostró un muy pobre nivel futbolístico, fue la gota que rebalsó el vaso en una relación que ya venía desgastada. En horas de la tarde, miembros de la comisión directiva se reunieron con Omar Labruna y, tras arreglar las condiciones económicas, acordaron la desvinculación del DT.

Labruna, quien logró el ascenso a Primera en Diciembre, fue largamente cuestionado. Para algunos inteligente, para otros poco audaz, los resultados acompañaron en su primer torneo al frente del equipo. Ya en la máxima categoría, la historia fue distinta. La falta de autocrítica por parte del entrenador aceleró el proceso, y tras 4 derrotas y 3 empates, los responsables del futbol profesional decidieron que era momento de cambiar de dirección.

Consumada la desvinculación, se hará cargo del equipo y dirigirá interinamente (por lo menos contra Banfield) Alejandro Nanía, hasta hoy DT de la Reserva, junto a su equipo de trabajo.

Labruna deja el club cuestionado, pero en la historia quedará su nombre como uno de los cuatro DT que nos llevaron a Primera División.

Share
Share This Post On