Fuerte golpe en Floresta

No hacia falta mirar la tabla para darse cuenta que había una diferencia inmensa entre los equipos. Chicago es un equipo que piensa en volver a Primera, All Boys, por su parte, sueña con no irse al descenso. Pero esto nunca se vio en la cancha. Los 90 minutos pasaron sin que el Verde pueda hacer valer esa diferencia.

El 2 a 0 fue justo, pero no porque ellos merecieran ganarlo sino porque el equipo de Sergio Rondina no encontró la forma de ganarlo.

Lo importante será aprovechar la revancha inmediata que brinda el calendario: este miércoles frente a Ferro en Mataderos, con la posibilidad de demostrar que esto fue solo un tropiezo. ¡Vamos chicago!

Share

Author: Nicolas Pelletan

Share This Post On