Otro empate

Si algo hay que reconocerle a este equipo es que, si bien le cuesta ganar y convertir goles, los rivales nunca lo superan y casi siempre merece más en los partidos.

En este caso Chicago volvió a jugar un primer tiempo de alto vuelo, borró de la cancha a un Boca Unidos que solo pudo defender su arco y esperar, y se fue en ventaja gracias al gol de Gabriel Avalos. El paraguayo se sacó la mufa y convirtió de cabeza luego de un gran centro de zurda de Fede Fattori.

En el complemento el equipo de Facundo Arguello fue perdiendo respuesta física, se metió atrás y terminó sufriendo el gol del empate. Se escapó Vegetti, Requena (de buen partido) llegó tarde y Mariano Gonzalez no dudó en cobrar penal. El ex Ferro se lo atajó a Ferreyra, pero el ex River y San Lorenzo convirtió en el rebote.

El resto del partido fue parejo y quedó la sensación de que Chicago no pudo y Boca Unidos no quiso. Otro empate con sabor a poco, pero que aporta otro punto para seguir sumando en la idea de estar entre los primeros nueve equipos del torneo.

Share

Author: Nicolas Pelletan

Share This Post On